lunes, 13 de junio de 2016

De fiesta en fiesta

De su paso por la carrera de Diseño de Moda de la UP, más todo el aprendizaje que obtuvo trabajando en la boutique de su familia, Cravall Femme, surgió Fiesta, la etiqueta de vestidos de noche de Camila Romano. En un mano a mano, nos cuenta aquí sobre su universo.



A la hora de presentarte, ¿cómo te describirías?
Soy una Diseñadora Textil y de Indumentaria con muchos proyectos e iniciativas en el mundo de la moda y con una marca propia de diseño de autor.

¿Qué cosas aprendiste en la empresa familiar?
Aprendí a conocer al cliente, a entender qué es lo que necesita y cómo armarle un look. Asimismo incorporé las herramientas adecuadas para crear la imagen de marca de Fiesta y poder mostrarla al público.

¿Qué objetos, situaciones y lugares definen al sello?
Telas, bordados, brillos, encajes y sedas. ¿Lugares? El mundo, pero nada específico porque me interesa el recorrido que voy haciendo. También los sabores sofisticados, de calidad y deliciosos.

Hay una búsqueda muy femenina en toda la propuesta. ¿Cuál es el hilo conductor de la última colección?
La comprensión del cuerpo de la mujer. Poder reconocer las distintas siluetas y diseñar para cada figura. 

Bordados, piedras, hilos de seda, combinaciones de varios géneros y colores plenos


¿En qué te inspiras?
En las lecturas, el campo, los caballos, los viajes que hice a Asia y las flores.



¿Te identificas con alguna celebridad?
No hay una en especial… pero sí las mujeres elegantes y jóvenes, pero no chicas de 20.

¿Cómo producís tus campañas?
Sumando a mi equipo de trabajo gente en la que confío y que sabe interpretar lo que me interesa transmitir. Busco mostrar mi labor de una manera cercana a la realidad de las mujeres, tangible y sobre todo comercial.





¿Una curiosidad de la marca?
Fiesta tiene una colección con dos líneas. Una de perchero inspirada en una mujer contemporánea que quiere tener su vestido ready to wear pero sin perder las características de un vestido de haute couture. Por otro lado, incorporamos la línea de novias, con vestidos íntegramente bordados a mano y hechos a medida, siempre partiendo de las necesidades de las clientas y los géneros que consigo en nuestro país y el mundo.

¿Cuáles son las exigencias/pedidos de las argentinas a la hora de comprar un vestido para una fiesta?
Que sea elegante y súper sexy a la vez. Piden verse jóvenes y flacas... en fin, ser la mejor versión de sí mismas.


¿Cuál es precio promedio de un vestido de la marca?

Los vestidos largos arrancan en 15.000 pesos y los cortos en 7000 pesos. Dos veces por año hacemos eventos de liquidación para que todas puedan acceder a nuestras creaciones. 


Las siluetas son bien femeninas, algunas rectas, otras sirena y en otros casos mas evasée con movimiento.
+Info: 

Contame tu opinión sobre este posteo y no te olvides de hacerte fan en Facebook para enterarte de más novedades. 

Facebook: @suelaroja

Besos de moda.
Georgina

No hay comentarios:

Publicar un comentario