miércoles, 5 de junio de 2013

Internacionales. Cóctel de estridencias.

Grandes diseñadores como Rudi Gernreich, Paco Rabanne y André Courrèges forjaron el modernismo de los sesenta. Y traerlos nuevamente a la luz es la propuesta de Jimmy Choo, para su colección crucero 2013 de la primavera-verano, donde los ornamentos, toques preciosistas y texturas metalizadas recuperan un estilo opulento de épocas pasadas. A tono, concibió flats con piedras turquesa y cadenas doradas, y un tropel de sandalias con tacos de vértigo, plataforma y strass, con taco chino y glitter plateado y otras en amarillo tornasoladas con bolso y ballerinas en composé. Las opciones para la noche dicen presente en escarpines fondant con detalle dorado en plataforma y suntuosos salones negros con troqueles circulares. 
Sobresale el modelo Malika, una sandalia que ya cautivó a las celebrities. De hecho, la versión en color plata y oro es la predilecta de la actriz Diane Kruger.

La firma se apoyó en tonos que favorecen a la piel bronceada como plateados, color tabaco, amarillo, turquesa y el indispensable dorado. No es casual, entonces, que como imagen de campaña haya elegido a la súper modelo de color Jeneil Williams, quien, como nadie, se sube a los taconazos de la firma con precios que van de los 450 a 3.000 euros. Web: www.jimmychoo.com. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario